lunes, 16 de abril de 2018

Día de la Fruta en el IES Al-Qázeres





El próximo miércoles día 25 de Abril, el AMPA Maltravieso va a colaborar en la realización del Día de la Fruta del centro, dirigido al alumnado de 1º de la ESO. Por ello en la hora del recreo se repartirá fruta para los tres cursos de 1ºESO. También haremos zumo de naranja y una macedonia de fruta variada.
Con este programa animamos a padres y madres que puedan echar una mano (especialmente los de 1º de ESO), se personen en el centro a las 9:30h. Una nueva oportunidad de crear Comunidad Educativa en el IES Al-Qázeres, y de donar Sangre para el Banco de Sangre de Extremadura, que ese mismo día estará en el salón de actos del centro, esperando tu donación.

El 25 de Abril, podrás Donar Sangre en el IES Al-Qázeres. Donar Sangre es Donar Vida.



Por iniciativa del IES Al-Qázeres y con la colaboración del AMPA Maltravieso, hemos contactado con el Banco de Sangre de Extremadura y con las Hermandades de Donantes de Sangre de Cáceres y Plasencia para que nuestro centro participe en la campaña de Donación de Sangre el próximo 25 de Abril de 2018, miércoles. 

Las donaciones podrán realizarse en el Salón de Actos del Centro, con el siguiente horario:

Mañana: de 10 a 14h y 
Tarde: de 17 a 20h.

Los requisitos para donar son los siguientes:

.Edad: entre 18 y 65 años
.Peso: más de 50 Kg.
.No tomar determinados medicamentos
.Haber comido aunque de forma no copiosa en las horas previas  a la donación.

Os animamos a DONAR, es una hermosa ocasión para compartir nuestra sangre y nuestra generosidad. Y recuerda: DONAR SANGRE ES DONAR VIDA

martes, 23 de enero de 2018

Te presentamos "Librarium" una Plataforma de préstamo de libros digitales creada por la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura

Interfaz de la plataforma

"Librarium" es una Plataforma de préstamo de libros digitales creada por la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura, que actualmente cuenta con más de ocho mil títulos, entre libros, cómics, audiolibros y revistas; y se prevé que el número de dichos títulos aumente en lo sucesivo. Es un catálogo cuyos volúmenes están especialmente seleccionados para el ámbito educativo.

Tiene un apartado especial para las familias, donde puedes descargarte libros que te ayudarán el proceso de enseñanza aprendizaje de tus hijos e hijas.

A esta plataforma pueden acceder todos los usuarios que tengan usuario y clave de Rayuela en el enlace https://librarium.educarex.es y los fondos se pueden visualizar on-line o descargados durante veintiún días en ordenadores, móviles, tablets y ereaders (normalmente llamados e-books, a excepción del Kindle, con el que no ha sido posible establecer la compatibilidad).

Para los móviles y tablets hay una aplicación, denominada Librarium, que se puede descargar para gestionar los préstamos o también se puede acceder a través de la versión web (versiones iOSAndroid y Microsoft)

Es posible hacer búsquedas de varios tipos (por título, autor, editorial, ISBN, fecha de publicación...) y también por materias (para facilitar esta hay un menú a la izquierda con el listado de materias); acceder a través de la página principal a unos carruseles con una selección de fondos; acceder también a la vista previa de los libros; hacer reservas, préstamos, devoluciones y renovaciones o prórrogas, siempre que no esté reservado; acceder a los datos personales en el Área personal del usuario; hacer recomendaciones en las distintas redes sociales; hacer listas personales de libros, que se pueden compartir; guardar y compartir búsquedas… Todo en un entorno bastante intuitivo y amigable.

Se pueden prestar dos ejemplares por usuario y consultarlo en hasta seis dispositivos.

Se recomienda incluir un correo electrónico de contacto en el Área personal del usuario para poder acceder mejor a todas sus funcionalidades; por ejemplo, recibir una notificación cuando hemos realizado una reserva.

AYUDA: Existe una página específica con tutoriales y explicaciones detalladas sobre el funcionamiento tanto de Librarium en el siguiente enlace:

miércoles, 17 de enero de 2018

El Taller de Teatro del AMPA Maltravieso, comenzará el 7 de febrero, y será impartido por Amelia David, del equipo docente de la Escuela de Artes Escénicas Maltravieso. El plazo de Inscripción termina el 31 de enero.



Ya tenemos preparado el Taller de Teatro del proyecto "Microrrelatos para el teatro", de nuestra Asociación de Madres y Padres.

El taller será impartido por Amelia David, graduada en interpretación, Antropóloga y Maestra de educación física, que forma parte del equipo docente de la Escuela de Artes Escénicas MALTRAVIESO. Todo un lujo tener la oportunidad de contar con ella.

El Taller se desarrollará los miércoles de Febrero, Marzo y Abril, de 17:00 a 18:30 horas, en las instalaciones del IES Al-Qázeres, comenzando el 7 de Febrero de 2018.


Recordar que el plazo de inscripción en el Taller está abierto hasta el próximo 31 de Enero, y para ello solo tienes que enviar un correo electrónico a: ampaalqazeres@gmail.com, comunicando tu nombre y apellidos. Si eres estudiante, indica tu curso. Sino eres estudiante señala tu vínculo con nuestra comunidad educativa (familia, profesorado, PAS).

Este proyecto puede realizarse gracias al apoyo y colaboración del IES Al-Qázeres y de la Consejería de Educación y empleo de la Junta de Extremadura





jueves, 11 de enero de 2018

Abierto Plazo de Inscripción en el taller de teatro del AMPA Maltravieso del IES Al-Qázeres, hasta el 31 de Enero.



Inscríbete en el taller de teatro organizado por el AMPA Maltravieso del IES Al- Qázeres, dirigido a toda la comunidad educativa: alumnado, familias, docentes y PAS. Las obras que se representarán serán las ganadoras del I Concurso de Microrrelatos Para el teatro "Somos Iguales".


El estreno será el día del Centro.

Los talleres estarán dirigidos por profesionales y expertos del teatro.

Plazo de inscripción hasta el 31 de Enero de 2018. 

Los ensayos se realizarán un día a la semana durante hora y media, durante los meses de Febrero y Marzo. 

No te lo pierdas ¡inscríbete! en el correo: ampaalqazeres@gmail.com

Necesitamos, actores y actrices de todas las edades.


Este taller es la segunda fase del proyecto del AMPA Maltravieso: "Microrrelatos para el teatro, Somos Iguales" que tiene como objetivo fomentar la reflexión sobre la igualdad entre mujeres y hombres y el fomento de la resolución pacífica de los conflictos, cuentando con el apoyo del IES Al-Qázeres y de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura.
                

lunes, 1 de enero de 2018

Texto ganador del I Concurso de microrrelatos para el teatro en la Categoría de Resto de Comunidad Educativa: " AM-PUTA-CIÓN/ Carcel de Amor" de Emilia Oliva García, Profesora.



AM-PUTA-CIÓN
CÁRCEL DE AMOR
(dos escenas)
de
Emilia Oliva García
Texto ganador, en la modalidad "Resto Comunidad educativa", en el I Concurso de Microrrelatos para el Teatro "Somos Iguales" 2017 del Ampa Maltravieso del IES Al-Qázeres


AM-PUTA-CIÓN

Padre, padrastro, padrenuestro.
La súplica, la oración, la suplantación, comienzan aquí, en la entraña misma del diccionario, rumia la feminista la lista de palabras, una a una, sin saber adónde le llevan, con una vaga intuición, que no es sólo una cuestión de géneros, de “miembros” y de “miembras”, que les ponen las más de las veces en ridículo.
Tropieza en las palabras y cae en lo que esconden, marrulleras. Tan inocentes sobre el papel, tan en fila india sus letras en negrita, sin romper un plato, inocentes.
Padrear. Sí, sí, inocentes. Esconden, viscosas, la función del macho, el orgullo de la estirpe, el linaje, la ralea. La erre, ayudante necesario.
Padrino, padrón.
La pe se le revela con un sentido escondido, a la cabeza de la preferencia, de la pertenencia, de la posesión, de la ignominia, de la vergüenza, que mira tú por donde es el otro significado de padrón.
Palabra. Verbo de Dios, que no de diosa. Piensa, ¿quién te piensa en la lengua que usas?
Papa, pontífice.
La verdad absoluta, la infalibilidad negada a la mujer desde el mismo comienzo de la palabra, el poder de la verdad nunca en boca de mujer, la verdad.
Partido, partidismo.
La mujer excluida, relegada, apartada del núcleo del poder.
Patíbulo.
Que la fulmina, la ningunea.
Patriarcado.
Que la vuelve madre, invisible, sin peso.
Patrimonio.
Salta de palabras, arrastra las pes como cadenas, como piedras danzándole en la boca.
Pazpuerca. Aquí están, todas, con sus bilis y sus pinchos. De pe a pa nos recorren, nos ensucian, nos cercan.
Pecado. Prostíbulo, prostituta.
Están todas aquí, ¡sí!
Protervia. Con maldad.
Protestar. Con la fe.
Protestantismo.
Desde los siglos de los siglos.
Protocolo, protutor, pubis, pudicia, pudridero.
Agazapadas.
Puérpera, púlpito.
Fraguando la conciencia, ¡traicioneras!
Pundonor.
Inculcando la culpa.
Pupitre.
Marcando a fuego.
Puta.


CÁRCEL DE AMOR

Se había acostado con el peso de la infidelidad consumada en la conciencia. Mientras el ave del deseo le mostraba los barrotes de la cárcel de amor, se quedó dormida. Soñó que despertaba en un lugar lóbrego, oscuro como la noche, en medio de un denso silencio que nada turbaba. Avanzó las manos para ver y se golpeó los nudillos. Al intentar girarse, no pudo. Pensó que dormía. Pero extendió las manos y recorrió la superficie pulida y fría de una tabla, que creyó de pino. Olía a fondo de bosque en día de niebla, a humus y carne de lombriz. Intentó incorporarse. No pudo. Su cabeza chocó con la madera. Sospechó que estaba encerrada en una caja. Sin duda es un sueño, se dijo, todavía sin miedo. Se pellizcó, a diestro y siniestro, y descubrió, con asombro, que no dormía. Voy a abrir de verdad los ojos, se dijo mentalmente. Ya los tenía abiertos. No veía nada. La negra oscuridad la envolvía. Lúcida, lo supo de golpe. Estaba enterrada viva.


Se despertó, jadeante, a punto de gritar. Un sudor frío le calaba los huesos. Tuvo miedo de abrir los ojos. Extendió las manos para ver y se golpeó las manos contra lo que pensó era una puerta. La recorrió a tientas. No encontró cerradura, picaporte o mirilla. El aire se le hacía escaso, la respiración pesada. Se dijo que era una pesadilla, que despertaría. Se pellizcó los brazos. Se armó de valor y abrió los ojos. No veía. El olor al humus de los bosques la envolvía. La humedad reptaba por su cuerpo con el tacto viscoso de un cuerpo de lombriz. Sentía la lengua embarrada, arenosa, turbia, como de quien ha comido tierra. Recordó el sueño del que había salido, la caja, ella enterrada viva.


Se despertó al oír su grito. Sintió dolor al choque de su frente en la tabla. No pudo incorporarse. Ahora el silencio se había roto, el aire se había vuelto espeso, como barro, y oía latir su corazón que golpeaba rabioso en las sienes. Más allá, fuera, lejano, en sordina, un gemido, un golpear de puños en la tierra: por tu culpa, por tu culpa, le llegaba, desde fuera, apenas descifrable, envuelta en el gemido, la voz





 PROPUESTA DE PUESTA EN ESCENA

AM-PUTA-CIÓN

Dos personajes. Una mujer. Pasos y voz de hombre que no llegamos a ver.

Una mujer de mediana edad, en una habitación. Mesa, silla, libros sobre la mesa, tampoco muchos. Monólogo. Lee el diccionario manual VOX ilustrado de la lengua española, la letra P. Lee con denodado interés. Pronuncia las palabras del diccionario como masticándolas. A veces con rabia. Luz general casi cegadora. La mujer camina en espiral, a medida que avanza el texto, la luz va volviéndose más tenue hasta quedar reducido en un haz de lux poco más grande que ella. A medida que asocia intenciones ocultas a las palabras, la agitación va en aumento. El ritmo se acelera. El ruido de un tic-tac de reloj de fondo desde el inicio. El sonido del reloj se va transformando en los pasos que se intensifican hasta silenciar su voz. El sonido de los pasos desaparece en la palabra “puta” dicha por un hombre. Oscuro. Tic-tac del reloj en la escena.

Se trata de ir de más a menos, desde la luz a la oscuridad, del sonido al silencio, del movimiento a la estaticidad, de la libertad a la opresión...

CÁRCEL DE AMOR

El hombre, iluminado con un foco cenital rojo en un extremo del escenario, en segundo término, dando paletadas de tierra, pala y tierra, físicamente en el escenario. Después de tres o cuatro paletadas, la mujer, en el otro extremo del escenario, comienza a aparecer iluminada cenitalmente en blanco. Dos planos que coexisten al mismo tiempo. Las acciones de él, alimentan las acciones de ella. Cada palada de tierra que echa él, genera acciones en ella, limitadas por un estrecho cubículo invisible. Al final solo queda el hombre repitiendo “por tu culpa” o “es culpa tuya”, como si la repetición le diera la razón sobre lo que hace, mientras se hace oscuro. Una voz en off, la de la mujer, transmite su pensamiento.

Silencio, sólo el ruido del cuerpo de la mujer, de sus gestos. Voz de hombre, gemidos y golpear de puños en la tierra, en sordina.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Texto ganador del I Concurso de microrrelatos para el teatro en la Categoría de Bachillerato CGM y CGS de FP: Volver a Coser, de Esther Mogedano Padilla, de Bachillerato de Artes Escénicas.

VOLVER A COSER
de
Esther Mogedano Padilla

Texto ganador, en la categoría de Bachillerato, CGM y CGS de FP, en el I Concurso de Microrrelatos para el Teatro "Somos Iguales" 2017 del Ampa Maltravieso del IES Al-Qázeres


                             Personajes

Padre
Madre

Abuelo 
Abuela

Joven
                              Modista                          ________________________________ 

Salón de una casa sin pintar.

Modista: (Entrando) ¡Desaparecen misteriosamente todos los diccionarios del planeta!

Abuelo: (Riendo) Otra que se cree todo lo que dicen en Gran Marrano.

Modista: (Mirándole fijamente) ¡No! Lo digo completamente en serio, todos los periódicos lo anuncian. ¿Qué vamos a hacer?

Joven: (Desde el sofá)  ¿Quién necesita un diccionario?

Abuela: (Riendo)  Para todo. Hasta para saber cómo referirte a un hombre y cómo a una mujer.

Padre: (Saliendo del salón) Cierto. Si la gente ya no va a distinguir ni entre géneros, ahora cuando vaya a comprar un abrigo de piel de zorro en vez de darme piel de un animal astuto, igual me la dan piel de una hembra buscona.

Abuelo: (Enfadado)  ¡Y no solo eso! Si tampoco van a saber distinguir entre norte y sur... ¡El que vaya en otra dirección será un invertido!

Joven: (Dirigiéndose a la modista)  Y si no existen los diccionarios, ¿tampoco los pronombres?

Modista: (Acercándose a la joven)  Pues...imagino que no, ¿por qué?

Joven: Porque ya no podremos decir esto es mío, esa es suya...ya no habrá posesión. ¡Vaya mierda!

Abuelo: (Levantándose de su sillón) Ni siquiera habrá palabrotas que existan, así que olvidados de decir que algo divertido es la polla y algo aburrido es un coñazo.

Madre: (entrando en escena) ¿Y esas voces? ¿Qué ocurre?

Joven: (Cogiendo una revista) Esta, que dice no sé qué de diccionarios y que ya no hay.

Madre: (Riendo mientras deja las bolsas de la compra) ¡Ah, sí! Decía la Encarni en el mercado que era una matafora de esas.

Modista: (Interrumpiéndola) Metáfora.

Madre: (Poniendo la mesa para comer) Bueno sí, eso. Al parecer una de esas manifestaciones de mujeres sin depilar y sin sujetador que anuncian que van a acabar con algo que llaman machismo. ¡Que frieguen también los hombres gritaba una! ¡Ja, Ja! Cuanta ignorancia. Esas manifestaciones deberían ser ilegales, deberíamos votar todas las mujeres si queremos que esas nos representen.

Modista: (Dirigiéndose a ella fingiendo ignorancia)Ah pero, ¿podemos votar?

Madre: ¡Faltaría más! Antes no pero ahora...

Modista: (Interrumpiéndola)
¡Vaya! Y, ¿manifestarnos también?

Mujer: Supongo.

Modista: ¿Y desde cuándo? Y por qué, si antes no.

Madre: Alguien protestaría.

Padre: (Entrando de nuevo en el salón)¿En esta casa no se come?

Abuelo: ¡Eso digo yo!

Abuela: Vamos, a comer todo el mundo.

Joven: (Dirigiéndose a la mesa) ¿Sopa de nuevo?

Madre: (mirando fijamente a la modista) ¿Y tú? ¿Te quedas a comer?

Modista: (Saliendo del salón) No, gracias. Tengo que intentar coser de nuevo un traje muy importante.

 Telón.

  
Escenografía

Decorado en forma de habitación con paredes blancas. El motivo de que sea una casa sin pintar es que es una casa sin descubrir, es decir, donde las personas que la habitan no luchan por nada, conformismo.
Al fondo una puerta que conecte con una supuesta cocina. A la izquierda otra puerta que simule ser la de la calle. A la derecha un sofá grande donde se tumbará la joven. Al fondo a la derecha el sillón del abuelo. Una lámpara a la izquierda. Y una mesa en el medio.
Fuera de la casa una farola para simular la calle.

Vestuario:
Modista: Pantalones vaqueros rotos, top blanco con los hombros al descubierto y el pelo recogido con un lápiz.

Madre: Vestido con medias, rebeca, zapatos finos y el pelo peinado en un moño.

Abuelo: Pijama, bata, y zapatillas de estar por casa.

Abuela: Vestido, delantal y zapatillas de estar por casa.

Joven: Chándal, descalza y con el pelo suelto.

Padre: Camisa, pantalón de pinza, zapatos y muy repeinado.

El vestuario está elegidos así, de esta forma tan convencional, para representar el conformismo de esas personas ante la sociedad. De hecho, por eso la modista es la única que va vestida en contra de lo que se supone que debería llevar una persona que se dedique a esa profesión, porque es la única que se rebela contra la sociedad.

En cuanto al guión:
La última frase de la modista: Tengo que coser de nuevo un traje muy importante.
Hace referencia a que va a unirse a la manifestación para cambiar el mundo porque ha visto el machismo que hay en nuestra sociedad mientras conversaba con esa familia.

De hecho, su propia profesión, modista, hace también referencia a ese volver a coser el mundo.